Equity Curve y estilos de inversión.
 
 

Equity Curve y estilos de inversión.

 
TradingSys (AndG) - 24 Ago 2013
0 comentarios
 

tradingsysLa curva de beneficios revela importante información sobre la lógica empleada, filosofía inversora y riesgos ocultos de una estrategia  de trading. Nos dice si ese sistema es para nosotros o resulta incompatible con nuestro nivel de aversión al riesgo y estilo inversor. En el presente artículo analizamos tres curvas  características del trading de sistemas que responden a enfoques muy destinitos y dos quimeras propias del sofocante sueño  de una noche de verano.

 

- Curva 1: Radiografía de un clásico.

Los movimientos de contracción y expansión de rango son el Ying-Yang de los mercados; el delicado equilibrio entre calma y tempestad que deja su firma en una amplia gama de estrategias.  Vean esta imagen:

 

 tradingsys

 

Estamos ante el típico sistema VBO (Volatiliyt Breakout) en el que los períodos de calma chicha y de alta volatilidad  dejan su firma indeleble. Cuando operamos  sistemas de este tipo hemos de asumir que el beneficio no será regular ni estable. Veremos años en los que no se gana nada (e incluso se pierde) seguidos fabulosas carreras alcistas. Estas estrategias son buenas para trabajar en equipo, formando parte de porfolios con activos poco correlacionados o  combinando lógicas distintas sobre los mismos activos.

En estos sistemas el porcentaje de operaciones ganadoras no suele ser muy alto (45%-55%) debido a la enorme cantidad de falsos breakouts que se producen en  las sesiones no tendenciales (choppy days). Sin embargo, esta baja fiabilidad queda compensada con un mayor beneficio medio en las operaciones positivas y con las características "largas colas" a la derecha de la distribución. Esto es así porque la pérdida máxima por operación suele estar acotada de manera precisa por los stops de protección, mientras que se dejan correr los beneficios  de manera más generosa. En definitiva, se trata una metodología robusta, muy empleada por los profesionales del trading y que se desenvuelve bien en una amplísima variedad de productos y time frames.

 

- Curva 2: El universo reverse.

Como vimos en nuestro artículo La delgada línea roja entre ruido y tendencia  (TradingSys.org, 10/12/2012) hay mercados que muestran un carácter tendencial acusado y otros  en los que resulta mucho más productiva una aproximación tipo reverse. Por lo general, los mercados líquidos y maduros suelen exhibir patrones de reversión en sentido inverso a una tendencia primaria. Cuando estos patrones son persistentes en el tiempo, las lógicas de reversión consiguen resultados excelentes y dejan su firma en gráficos como este:

 

 tradingsys

 

Esta figura es característica de sistemas con un alto porcentaje de aciertos (65%-75%) y  en los que el beneficio se obtiene por agregación: Es decir, mediante reentradas sucesivas a medida que la pauta reverse avanza y, en algunos casos,  e incrementando el tamaño de la posición con cada nueva entrada. El principal peligro de esta aproximación es el efecto "cisna negro": De cuando en cuando una pauta de reversión se convertirá en una verdadera tendencia que, si nos pilla en medio,  acabará ocasionándonos un abultado drawdown.

 

- Curva 3: Casi el Paraíso.

Existen formas alucinantes bajo las que se presenta el beneficio acumulado. Curvas de una belleza animal; desenfrenadas,  fascinantes, casi imposibles, pero con una impronta que, vista en detalle, invita a la prudencia.  Miren:

 

 tradingsys

 

La curva tiene un trazo muy fino, que evidencia alta cadencia operativa y operaciones de pequeño tamaño, lo cual es algo excelente para componer.  Sin embargo, el verdadero peligro son los abruptos drawdowns que cuelgan amenazantes como puñales; auténticos latigazos en el bolsillo del inversor. Este tipo de estrategias son muy frecuentes en el mundo FOREX y su diseño no es ningún secreto: Stops relajados (o inexistentes) y salidas por toma de beneficios muy ceñidas. De este modo se consigue aumentar el porcentaje de aciertos, pero a costa de reducir drásticamente el ratio W/L. El peligro de estos sistemas está en que para ganar unos pocos pips por operación nos estamos asomando al precipicio con demasiada frecuencia. Las rápidas recuperaciones, son el resultado de una peligrosa martingala; incrementar el tamaño de la posición a medida que caemos, en la esperanza de que una operación ganadora nos saque rápidamente del DD. El problema surge cuando el cisne negro asoma su largo cuello: Créanme, eso no hay bolsillo que lo resista.

 

- Quimera 1: El camino más corto entre dos puntos.

Dicen que es la recta, pero desde luego no en el universo  bursátil.  La especulación financiera es fascinante y endiabladamente compleja  por su naturaleza errática e impredecible. Nadie puede saber a ciencia cierta la rentabilidad futura de cualquier vehículo inversor. Hasta hace poco tiempo poner los ahorros en deuda pública o en empresas y actividades avaladas por tu país se consideraba seguro. Pero la historia reciente nos demuestra que ni siquiera podemos contar con la garantía de los estados a la hora de invertir: ¿Se acuerdan del corralito argentino? ¿De las quitas griegas? ¿Del saqueo a los depósitos bancarios en Chipre? ¿De la monumental estafa a miles de bienintencionados inversores en huertos solares  en el reino de España?  

En consecuencia, curvas de beneficio de este tipo solo las vamos a ver echando un ojo al futuro. Por suerte, una plataforma de trading en la que podemos programar sistemas y hacer backtests, también nos  permite hacer algunas trampas de este tipo. Por cierto, muy útiles para determinadas tareas  de diseño de estrategias.  Vean:

 

tradingsys 

 

Si conociésemos el valor del cierre de cada sesión nos forraríamos en muy poco tiempo. Por tanto, vamos a hacer que nuestra plataforma simule un escenario muy simple:

 

Apertura[hoy] < Cierre[hoy],  para largos y al revés para cortos.

 

La línea resultante es una recta casi perfecta. No hay riesgo y el coeficiente R^2  es prácticamente igual a 1. Aún así, observaremos un pequeño DD debido a que ocasionalmente los valores de apertura y cierre están tan próximos que no cubren los gastos de la operativa.

 

- Quimera 2: Cuando soñar no cuesta nada.

Si cogemos una de esas curvas casi imposibles y añadimos algún algoritmo agresivo de gestión monetaria, ¿qué obtenemos?

 

 tradingsys

 

A)  Cosas tan bellas como absurdas.

B) La erótica de lo imposible o el deseo irrefrenable de ser Dios.

C) Polvos de hada y ojo de dragón al chilindrón.

D) ¡Joder! El tórrido sol de agosto reblandece el cerebro.

 

En fin, lo que ustedes quieran. Dicen que las quimeras vomitaban llamas y tenían tres cabezas. ¡Genial! ¿Pero cuál utilizaban para pensar? Quizá ninguna.

 

 

Andrés A. García.

©TradingSys.org, 2013.

 

 

Añadir comentario

 
Modificado por TradingSys (AndG) - 24 Ago 2013
 
 

* Campos obligatorios

 
 

 
 

Secciones

 
 
 

Entradas recientes

 
 

Enlaces