Bandas y canales: Bollinger
 
 

Bandas y canales: Bollinger

 
TradingSys (AndG) - 31 Ago 2005
1 comentario
 
tradingsys  En el arsenal de estrategias de los operadores a corto suelen ocupar un lugar destacado las bandas de precios y los canales de volatilidad. Su empleo no se limita únicamente a establecer puntos de entrada y de salida, sino que juegan un papel destacado (por lo general, en combinación con otros indicadores) en la determinación de zonas de sobrecompra y sobreventa, e incluso en la fijación de stops.

Con esta primera entrega, comienza una serie de artículos en los que iremos analizando las cuatro variedades más conocidas de bandas y canales: Bandas de Bollinger, bandas de tendencia, canales de volatilidad y canales de precios (HDbands).

Las bandas de Bollinger están construidas sobre la base de que la desviación típica de precios desde una media móvil simple o exponencial, constituye una fuente de información fiable sobre la dirección y amplitud de las tendencias. De este modo, cuando los máximos consecutivos empiezan a acercarse o rebasar la banda superior (MM+ “x” desviaciones típicas), se da por hecho  que la escalada alcista continuará; o a la inversa, los precios seguirán cayendo siempre que los mínimos consecutivos se acerquen o rebasen la banda inferior (MM-“x” desviaciones típicas).

Así pues, el constructo de  Bollinger consta de tres líneas susceptibles de emplearse como “señal” de activación de órdenes:


  • Línea base: Media móvil (MM) de “x” barras, elaborada casi siempre con los datos de cierre.

  • Línea Superior: Línea base + k*(Desviación típica (dato-MM). Siendo “k” el número de desviaciones típicas (1-2.5) a considerar.

  • Línea Inferior: Línea base – k*(Desviación típica (dato-MM).


Los parámetros optimizables son el número de barras de la media móvil y el coeficiente M o número de desviaciones típicas. Una perniciosa combinación que, mal administrada, puede dar lugar a maravillosas estadísticas en el backtesting que nada tienen que ver con la operativa real.

tradingsys

Con las Bandas de Bollinger existen dos planteamientos divergentes en función del tipo de sistema empleado:


En sistemas seguidores de tendencia se suelen emplear como señal de compra los máximos sucesivos que rebasan la línea superior. Siendo el trigger de activación el número de barras consecutivas que cumplen esta condición. Las ventas, lógicamente, siguen una “geometría especular” inversa. Por ejemplo:


Comprar si Maximo[1] > Bollinger L1 [1] Y Maximo > Bollinger L1 Y Maximo[1]<Maximo.


Vender si Minimo[1] < Bollinger L3[1] Y Minimo < Bollinger L3 Y Minimo[1] > Minimo.

Por otro lado, la línea media se puede emplear como stop de cierre de posiciones al ser rebasada en sentido ascendente o descendente por una o varias barras consecutivas.


En sistemas antitendenciales la lógica empleada es muy diferente. Dado que, por lo general, el 90% de las barras quedan dentro de las bandas superior e inferior, los desbordamientos son interpretados como señales de sobrecompra o sobreventa. Activándose, por ejemplo, una orden venta cuando dos o más máximos consecutivos rebasan la banda superior, y viceversa.


En ambos casos, los parámetros empleados variarán según el tipo de gráfico. Con barras de 60 minutos o menos se obtienen mejores resultados con valores pequeños de la media (20-30 barras) y entre 1.5 y 2 desviaciones. En gráficos de plazos más largos, 50-100 barras y entre 2.5 y 3 desviaciones suelen funcionar mejor. En general, los procesos de optimización de este indicador, apuntan hacia una relación bastante estrecha entre el tamaño de la media y el número de desviaciones en casi todos los tipos de gráfico.


Por lo que respecta a la situación del mercado (alcista, bajista o lateral) deberán tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:


  • En mercados laterales las fluctuaciones de precios entre las bandas superior e inferior son más regulares y frecuentes. El canal formado entre ambas bandas es más estrecho y uniforme, lo que permite una buena operativa en sistemas antitendenciales y en plazos muy cortos.

    tradingsys

En contrapartida, las bandas de Bollinger empleadas en sistemas seguidores de tendencia darán numerosas señales falsas, devolviendo al mercado una buena parte de lo ganado en los tramos alcistas y bajistas.



  • En mercados con fuerte tendencia, el número de barras que rebasan las bandas superior o inferior es mucho mayor. De hecho, la fortaleza de la tendencia queda bien reflejada en el “encabalgamiegto” de barras sobre los extremos de un canal (delimitado por las bandas superior e inferior) que tiende a expandirse. En general, una tendencia alcista se considera fuerte cuando los máximos sucesivos quedan siempre por encima de la banda superior y ningún mínimo llega a tocar la línea media.


  • Los agotamientos de tendencia y puntos de vuelta quedan reflejados por una contracción rápida del canal y un creciente número de barras que empiezan a rebasar en sentido ascendente o descendente la línea media. Este es el principal motivo por el que muchos sistemas emplean la línea media para la fijación de stops.

tradingsys

Por último enumeraremos algunas consideraciones para el uso de las bandas de Bollinger en sistemas de trading:


1) Un indicador no es un sistema. Nunca deberá emplearse de forma aislada para lanzar al mercado órdenes de compra y venta. Su aplicación estará determinada por un conjunto de reglas que establezca en un contexto más amplio los criterios de entrada y salida, la aplicación de stops y las directrices de gestión del dinero (money management)


2) El propio Bollinger, poco después de dar a conocer su indicador, fue consciente del error de emplear los desbordamientos de banda como señales de compra y venta. Utilizó el término “target points” en el sentido de zonas de sobrecompra y sobreventa “dinámicas” en función de la situación del mercado.


3) Todos los parámetros de un sistema que hacen referencia al número de barras de una media deben ser tratados con cautela. El riesgo de sobreoptimización, como ya hemos dejado claro en otros artículos, aumenta exponencialmente cuando tratamos de buscar en el backtesting los mejores valores de una media.


4) La volatilidad y la tendencia ya están claramente expresadas en el indicador de Bollinger, el uso de otros indicadores adicionales para confirmarlas suele conducir a peores resultados.


5) Si se aumenta el valor de la media, el número de desviaciones deberá ser incrementado. Con el valor por (generalmente por defecto) de 20 barras el valor de la desviación será de 2, con 50 barras de 2.5, con 150 de 3… Si se optimiza, deberá buscarse una correlación consistente entre ambos valores.


6) El indicador original de Bollinger toma como referencia una media simple. Hay cierta evidencia de que las medias simples dan mejores resultados que las exponenciales y aplanadas. Con todo, no disponemos de datos para hacer una valoración concluyente.






 

Comentarios

 

-

:D Muy util articulo, gracias.
No es posible añadir comentarios sin hacer login
 
Modificado por TradingSys (AndG) - 31 Ago 2005
 
 

* Campos obligatorios

 
 

 
 

Secciones

 
 
 

Entradas recientes

 
 

Enlaces